domingo, julio 3, 2022

Creating liberating content

Creating an Online Menu...

The increase in overall pollution that the planet has seen during the past...

Digital Medium for Art?...

The increase in overall pollution that the planet has seen during the past...

How Bookeh Became a...

The increase in overall pollution that the planet has seen during the past...

Video Games as a...

The increase in overall pollution that the planet has seen during the past...
InicioComissionsFalla Carrer de...

Falla Carrer de Llíria

En el año 1949, un grupo de amigos y vecinos del barrio, reunidos en la barbería de Molina decidió crear una comisión de falla, que denominarían como la calle donde se plantaría: Calvo Sotelo y adyacentes, conociéndose también como la “Falla del Caragol” o con el mote “El Forigol”. Este último se debe a uno de los fundadores y primer presidente, Pascual Capella Domínguez.

Aunque lo normal en aquellos tiempos en el pueblo era alquilar la indumentaria tradicional, la Falla Calvo Sotelo compró la tela para todas las integrantes de la Corte de Honor de aquel año, llevando así, todas el mismo dibujo con diferentes colores.

Las primeras exaltaciones de las Falleras Mayores se hicieron en los “Cines Marín”, siendo la primera presentación la de Carmen Subiela Rodríguez y Vicenta Brisa Castillo como primeras Fallera Mayor y Fallera Mayor Infantil de la falla, respectivamente, y Vicente Sanz Llosá como Presidente Infantil. Años después las presentaciones se cambiaron a los Cines California, hasta que se construyó el teatro de la Unión Musical.

Durante los primeros años, hubo años en los cuales no se plantó falla debido a que eran pocos falleros y la comisión no estaba consolidada. En el segundo año que se plantó falla, en 1951, les tocó la lotería y con ese dinero se plantó un gran monumento repleto de muñecos que representaban a los falleros, porque todos querían formar parte, hasta el punto que la falla cayó. El año 1970 la falla se plantó en la avenida de Montiel para que estuviera más céntrica, puesto que ese año no se plantaron otras fallas en el pueblo. El año 1971 eran tan solo trece falleros, todos solteros, encabezados por Salvador Plaus. A partir de este año es cuando la Falla Calle de Llíria reemprende de forma seria y se consolida; desde aquel momento ha tenido actividad ininterrumpida.

Por aquel entonces, la comisión era solo masculina y buscaban cada año 6 señoritas del barrio para que ostentaran los cargos de Fallera Mayor, Reina del Fuego, Reina de la Flor, de la Valenciania, de la Poesía y de la Música y a una niña para que fuera Fallera Mayor Infantil.

No fue hasta los años 1970 cuando esta condición cambió, pudiéndose censar como falleras de pleno derecho las mujeres que así lo desearan. A partir de este momento, la falla empezó a crecer, tanto en número de censo como en prestigio en el pueblo.

A principios de los años 80, al cambiar los nombres de las calles, se cambia también la denominación de la falla, pasando a ser Calle de Lliria, introduciéndose también el escudo actual. Al no tener un casal propio, los primeros años los falleros se reunían, principalmente, en el “Hotel Tarañina” o en el trinquete, hasta que se alquiló en 1993, y más tarde compraron, gracias a la ayuda económica de los falleros, una casa vieja en la calle Fray Luis Amigó para convertirla en la sede de la falla y que hasta hoy es todavía casal, siendo así la primera falla en tener casal propio.

Las obras duraron 6 meses y el 24 de agosto de 1996 las Falleras Mayores de la falla y el alcalde de la localidad de aquel año inauguraron el nuevo casal. En el año 2000, para celebrar el 50 aniversario, el día 23 de junio se plantó en el barrio un monumento intentando imitar el primero que se plantó al año 1950, y que se quemó la noche de San Juan.

En lo que respecta a su gente, esta falla siempre se ha caracterizado por ser trabajadora y amante de la fiesta y sus tradiciones. Corría el año 1986 cuando un grupo reducido de falleros decidieron comprarse una prenda de vestir todos iguales, lo que dio lugar a que los conocieran como el Equipo A. Estos falleros fueron un referente en la falla, puesto que aportaban muchas horas de trabajo incondicionales, casi siempre para mejorar el monumento que se plantara ese año. Y es que uno de los ejes más importante de la comisión es el monumento que se planta cada año y al que se le dedica gran parte del presupuesto.

Treinta falleros empezaron esta maravillosa historia, que ya tiene más de 60 años, y hoy, los que siguen, solo tienen palabras de agradecimiento y admiración por aquellos treinta valientes que dieron el que para muchos es una forma de vida.

Noticias de la Falla Carrer de Llíria

Get notified whenever we post something new!

spot_img

Create a website from scratch

Just drag and drop elements in a page to get started with Newspaper Theme.

Continue reading

La Crida anuncia el inicio de las Fallas de Benaguasil

Benaguasil dio ayer el pistoletazo de salida de las fiestas falleras con la tradicional Crida a todos los vecinos y falleros que se concentraron en la Plaza para dar la bienvenida a las Fallas.

Benaguasil inicia el calendario de presentaciones falleras

Este fin de semana las Fallas de Benaguasil inician su actividad con la presentación de sus comisiones falleras a todo el municipio. La primera de las comisiones que se subirá al escenario del auditorio de la Unión Musical el sábado...

Las Fallas de Benaguasil desvelan sus bocetos

Las comisiones falleras de Benaguasil desvelaban el pasado sábado los bocetos de los monumentos que plantarán en las calles del municipio el próximo mes de marzo. Una a una las diez comisiones falleras subieron al escenario para mostrar al público...

Enjoy exclusive access to all of our content

Get an online subscription and you can unlock any article you come across.